Negocios cierran en EU

Por Un día sin Inmigrantes

NUEVA YORK, 16 de febrero.- Activistas llamaron a los inmigrantes a no ir a trabajar, a evitar salir de compras y no comer fuera de casa y a no asistir a clases, en un esfuerzo por resaltar el papel vital que cumplen en la sociedad estadounidense

Decenas de restaurantes, bares y otros negocios en ciudades de todo Estados Unidos cerraron sus puertas el jueves para demostrar su respaldo a “Un Día Sin Inmigrantes”, una paralización como protesta contra las políticas del presidente Donald Trump.
Activistas llamaron a los inmigrantes a no ir a trabajar, a evitar salir de compras y no comer fuera de casa y a no asistir a clases, en un esfuerzo por resaltar el papel vital que cumplen en la sociedad estadounidense.
La protesta nació a partir de las promesas de Trump de reprimir la inmigración ilegal y su decreto, que fue suspendido por cortes federales, que prohibía temporalmente que personas de siete países de mayoría musulmana viajaran a Estados Unidos.
Grupos de derechos de los inmigrantes manifestaron su preocupación después de allanamientos federales la semana pasada en que fueron arrestadas más de 680 personas que se encuentran en el país en forma ilegal.
Muchos restaurantes, que a menudo dependen fuertemente de personal compuesto por inmigrantes, cerraron durante el día en ciudades como Washington, D.C., Nueva York y Chicago.
Chefs famosos, como José Andrés en Washington y Rick Bayless en Chicago, cerraron varios restaurantes en solidaridad con los manifestantes. Varios que permanecieron abiertos dijeron que donarían parte de la recaudación del día para grupos proinmigrantes.
En Nueva York, los dueños de los populares restaurantes Blue Ribbon dijeron que cerrarían varios locales, pese al impacto económico.
“Realmente es para mostrar apoyo a nuestro personal y como equipo y familia”, comentó Eric Bromberg, uno de los propietarios.
La protesta es la más reciente en una serie de acciones colectivas desde que Trump asumió su mandato por parte de grupos de mujeres, de inmigrantes y otros activistas.
Aulas en escuelas tambiEn se quedan vacIas
Este jueves estudiantes de varios ciudades de Estados Unidos no acudieron a clases en apoyo a las manifestación en torno a Un día sin Inmigrantes, además restaurantes, bares y otros negocios cerraron sus puertas en protesta por las políticas migratorias del presidente Donald Trump.
Medios estadounidense recalcan que estudiantes en varios estados de EU faltaron a clases en solidaridad con su compañeros inmigrantes que corren peligro con las redadas organizadas por el gobierno de Trump contra los indocumentados en ese país.
La profesora chilena, Lorena Burrows, colocó en su cuenta de Twittter una imagen de un salón de clases vacío con la frase “Un #diasininmigrantes en mi clase (sic)”.
En el condado de Palm Beach los estudiantes faltaron a la escuela para demostrar el papel importante de los inmigrantes en Estados Unidos, incluso dentro de las aulas.
El diario Palm Beach Post señala que ese lugar cuenta con una alta población de inmigrantes, por lo que las escuelas se vieron afectadas por una gran ausencia de estudiantes.
Activistas llamaron a los inmigrantes a no ir a trabajar, a evitar salir de compras y no comer fuera de casa y a no asistir a clases, en un esfuerzo por resaltar el papel vital que cumplen en la sociedad estadounidense
El director de la primaria South Grade Elementary, Michael Riley, dijo al diario que más o menos un tercio de su alumnado no acudió a clases.