Imprimir

Abuso policiaco

 Denuncia Alarife en Felipe Carrillo Puerto

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 9 de abril.- Un albañil de esta ciudad denunció haber sido víctima de un abuso policiaco, a tal grado de ser sometido a golpes e incluso haber recibido impactos de balas de goma que le dispararon los gendarmes por resistirse a ser despojado

de su teléfono celular que recién había adquirido. Los uniformados habrían justificado su actuar argumentando el reporte de un supuesto robo.
Ante representantes de los medios de comunicación, Gabino C.U. destacó que la tarde de ayer él y un compañero fueron interceptados por parte de elementos de la Dirección de Seguridad Pública cuando recién habían terminado su jornada de trabajo en un predio donde actualmente construyen una fosa séptica.
El agraviado señaló que tras la jornada laboral decidieron quedarse unos minutos en el predio para ingerir unas cervezas, sin estar en vía pública, cuando de manera sorpresiva fueron intervenidos por efectivos policiacos quienes portaban capuchas.
Los uniformados los obligaron a someterse a una “revisión de rutina”, argumentando que vecinos del lugar habrían denunciado un supuesto asalto y que ellos figuraban como los principales sospechosos.
“Uno de los uniformados que se encontraban encapuchados pretendió quitarme mi teléfono celular que recientemente había comprado, pues decía que lo acaba de robar, por lo que al resistirme fui golpeado y agredido con disparos de bala de gomas que impactaron en diversas partes de mi cuerpo (sic)”, apuntó Gabino C.U.
Ante esta situación, el agraviado lamentó la acción de los efectivos policiacos quienes no miden consecuencias al someter a la gente sin antes investigar.
“Creo que tomar unas cervezas no es un delito o falta administrativa que amerite el uso excesivo de los policías que me quitaron mi teléfono celular y me agredieron físicamente; estos hechos lo exhibí ante el juez calificador, pero simplemente me dijeron que vaya a la Comisión de los Derechos Humanos a poner mi queja”, apuntó.
Finalmente destacó que tras salir de los separos de la cárcel no le fue devuelto su teléfono que con mucho sacrificio había adquirido para comunicarse con su familia y por asuntos de trabajo.