Se quedaron sin comer

Pacientes y personal de Hospital General

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 2 de marzo.- Pacientes internados, así como personal médico y de mantenimiento del Hospital General de esta ciudad, fueron puestos en “ayunas” debido a la falta de insumos para la elaboración de los alimentos que la

Secretaría Estatal de Salud debería proveer para ambas partes.
Un grupo conformado por enfermeras, médicos, trabajadores sociales y personal de mantenimiento denunció ante este medio de comunicación la carencia de insumos para la elaboración de los alimentos que se deberían proporcionar a pacientes internados y personal que labora en las guardias que brindan el servicio médico a la ciudadanía.
Durante el reclamo, los denunciantes señalaron que este fin de semana se contaba con 12 personas internadas y aproximadamente 35 trabajadores del hospital que no habían recibido sus alimentos.
Agregaron que oportunamente se dio a conocer la situación al director general, al responsable de Recursos Humanos y al administrador; sin embargo, hasta pasadas las 14:00 horas habían hecho caso omiso.
Pese a esta situación, los denunciantes señalaron que como parte de los reglamentos internos del nosocomio, se les impide salir del hospital para obtener sus alimentos debido a que cada uno cuenta con obligaciones que no deben desatender.
Por otra parte, indicaron que en el caso de los internados, fue necesario avisar a sus familiares para que se les proporcionen sus alimentos debido a que el personal del nosocomio se vio incapaz de dotarlos ante la falta de insumos y recursos.
Entrevistada acerca de esta situación, Alicia López Pérez, representante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (Sntsa) en Felipe Carrillo Puerto, señaló que acudieron a brindar atención a la denuncia del personal médico afiliado al gremio, por lo que se estaría atendiendo el problema de forma parcial.
En este sentido, explicó que como gremio atenderían primeramente las necesidades de los agremiados; sin embargo, aseguró que en el caso de los pacientes internados correspondería a la Secretaría Estatal de Salud proveerles la alimentación necesaria.
Reconoció que la Sesa tiene la obligación de cubrir la alimentación de los pacientes internados, así como de los trabajadores que realizan una guardia extendida de 12 horas, siendo en este caso los afectados los empleados del turno comprendido entre las 07:00 y 20:00 horas.
López Pérez indicó que de acuerdo con la información que han recibido por parte de la Dirección General del Hospital, el problema se debió a una situación financiera que provocó que los proveedores no surtieran los insumos para la elaboración de alimentos previstos para el fin de semana.

candelariabanner(2) pixel