Restringen bloqueadores solares

 Frente a plaga que afecta corales

 

Francisco HERNANDEZ

COZUMEL, 12 de abril.- La Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC) se suma a las acciones emprendidas por la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas

(Conanp) y el gobierno municipal, para hacer frente a la enfermedad emergente de los corales, denominada “síndrome blanco”, con lo que se convierte en la primera institución que establece líneas de acción inmediata en los parques Chankanaab y Punta Sur.
Ante esta alerta ambiental, que ha acabado con el 30 por ciento de los corales del Caribe en los últimos seis meses, la FPMC hizo alianza con la Conanp y el gobierno municipal para sumar esfuerzos y su primera acción fue convocar a una sesión informativa dirigida a touroperadores, concesionarios y guías de turistas para proporcionar información puntual acerca de lo que es el “síndrome blanco”, así como las medidas preventivas que contribuirán a contrarrestar el daño.
En la reunión estuvieron presentes el presidente municipal, Pedro Joaquín Delbouis; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), José Enrique Molina Cázares; el presidente de Cámara Nacional de Comercio en Cozumel (Canaco), Eduardo Morales Rivas; Noemí Ruiz de Becerra y Emilio Villanueva Sosa, presidenta y director general de la FPMC, respectivamente, quienes se comprometieron a trabajar en conjunto para hacerle frente a esta situación ambiental.
Villanueva Sosa informó que el plan de acción de la FPMC incluye la colocación de señalamientos a la entrada de los parques Chankanaab y Punta Sur, con información del “síndrome blanco”, así como las medidas preventivas que deben adoptar tanto los visitantes como los prestadores de servicios, sumar a los concesionarios, para prohibir la venta de bloqueadores solares, solicitar a los turistas que se enjuaguen antes de ingresar al mar e implementar una campaña permanente de medidas preventivas dirigida a la comunidad en general.
La plática informativa estuvo a cargo de las biólogas Brenda Hernández y Blanca Quiroga de la Conanp, quienes explicaron que los corales afectados por esta enfermedad muestran lesiones que desprenden el tejido al borde del coral, dejando desnudo su esqueleto, lo que provoca su muerte y aunque no se ha identificado las causas con exactitud, sí se atribuye al deterioro de la calidad de las aguas, a las malas prácticas turísticas y el arribo masivo de sargazo.
Por su parte, Julián Alberto Palacio, verificador del Area de Salud Ambiental de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), habló acerca de los análisis que se realizan periódicamente a las aguas de las playas más concurridas de la Isla y destacó que por el momento los resultados que se tienen señalan que están en buenas condiciones para el uso y disfrute de las personas.
La presidenta de la FPMC, Noemí Ruiz, se dirigió a los asistentes para solicitarles que las medidas preventivas que se están promoviendo no sólo se realicen en esta contingencia, sino que sean una constante, parte de las buenas prácticas turísticas, entre las que están no usar bloqueadores solares o bronceadores, mantener una distancia del arrecife mayor a dos metros, mantener las aletas alejadas de la arena para no levantar sedimentos, no verter aceites o combustibles al mar, utilizar productos biodegradables para limpiar embarcaciones, visitar los arrecifes sanos y respetar la cantidad de turistas permitidos en el parque marino.
Para finalizar, el Edil hizo énfasis en que se están buscando alternativas para atender esta emergencia ambiental que afecta a todos en la Isla, por las implicaciones ambientales, económicas y sociales que traería consigo perder el arrecife e inclusive informó que ya están en la búsqueda del contacto con autoridades australianas, para solicitar información acerca de las acciones que implementaron ante esta misma experiencia.

candelariabanner(2) pixel