Otro golpe a contrabando

 Ahora en la zona de Alvaro Obregón Viejo

 

Adrián GONZALEZ CALDERON

De nueva cuenta la Aduana y la Guardia Costera realizaron, en días pasados, un operativo en zona beliceña colindante con la Ribera del Río Hondo, logrando confiscar una gran cantidad de productos ingresados a esa nación a través del cauce de

agua.
Fuentes de seguridad de ese país señalaron que los operativos se están enfocando en la zona que colinda con la localidad de Alvaro Obregón Viejo, por lo que el pasado fin de semana se logró interceptar dos embarcaciones que cruzaban con mercancía diversa. El cruce estaba haciéndose de manera ilegal, ya que no se había pagado el impuesto correspondiente por ingresar a tierras beliceñas.
Cabe mencionar que ante la llegada de las autoridades uno de los que operaban la embarcación se arrojó al agua y se dio a la fuga, en tanto uno de los barcos se hundió.
Los botes eran relativamente pequeños, con motores de 15 caballos de fuerza. Se logró la recuperación de 43 sacos de cal, 50 cajas de refrescos, 21 cajas de cerveza de diversas marcas, tres cajas de ron Caña Real, tres costales de harina Bola Roja, entre otras cosas todo con valor cercano a los tres mil dólares beliceños.
Cada vez ha sido más constante la movilización en contra de las personas beliceñas que cruzan el río para comprar mercancía en territorio mexicano, aunque la Aduana y la Guardia Costera han reconocido que haya puntos de cruce en los cuales también los beliceños llevan mercancía hacia sus localidades.
La compra de mercancía en los poblados mexicanos de la Ribera del Río Hondo es una costumbre arraigada, debido los bajos costos que los comerciantes mexicanos ofrecen a diferencia de Belice, además que son llevados a las aldeas cercanas, evitando así el costo por el traslado.

candelariabanner(2) pixel