Policías huelguistas serán sancionados

Pese a poner fin a paro de labores, insubordinación del pasado lunes no quedará impune

Fernando OLVERA DEL CASTILLO

Si bien ofrecieron disculpas y le refrendaron su subordinación al encargado del despacho de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública de Benito Juárez, Jesús Pérez Abarca, a través de una misiva en la que le informaron del fin de su protesta y hasta le dieron la bienvenida, los policías huelguistas de dicha demarcación serán sancionados penal y administrativamente.

Datos recabados por el que esto escribe confirmaron que no obstante que ayer se retornó a la normalidad en la corporación, tras los lamentables hechos del pasado lunes, las autoridades estatales y municipales se mantienen firmes en su postura de aplicar la Ley a quienes participaron en esta rebelión, la cual derivó en una flagrante agresión al arriba señalado, quien en su momento interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por los delitos del Buen Despacho de la Administración Pública, Motín, Sedición y lo que resulte.

En este sentido, trascendió que el grupo de uniformados que encabezaron este bochornoso acto será sancionado, ya que no se tolerarán ese tipo de conductas, menos aún cuando se sabe que lo único que buscan es tener el control de la Policía Municipal de Benito Juárez, en vez de dedicarse a la protección de la gente.

Al respecto, las autoridades han sido muy precisas al subrayar que bajo ninguna circunstancia se puede permitir la insubordinación, y que continuará el reordenamiento de los cuerpos policiacos en la entidad.

Aquí no se puede perder de vista que lo que se busca es contar con una Policía más comprometida y activa que, a final de cuentas, cumpla con el objetivo principal de salvaguardar la integridad física y patrimonial de la ciudadanía benitojuarense.

Finalmente, vale la pena señalar que este cambio en Quintana Roo se lleva a cabo con firmeza, pero con pleno respeto a la legalidad, sin dejar de tomar en cuenta los derechos tanto laborales como humanos de los propios policías.

candelariabanner