Paga su imprudencia

Beodo motoneto acaba en hospital

 

Francisco HERNANDEZ

COZUMEL, 8 de octubre.- Un motociclista ebrio no se percató de la presencia de dos crucetas que señalizaban un bache, lo que causó que se impactara contra estas y sufriera lesiones que lo mandaron directo al hospital.


Los hechos se registraron a las 19:30 horas, en el momento que por la avenida 30 circulaba de Norte a Sur una motocicleta color rojo, sin placa, manejada por un sujeto, quien al llegar a la calle 31 no se percató de la presencia de dos crucetas que señalizaban un bache.
Por este motivo, el motociclista se impactó contra las dos crucetas, siendo lanzada una de ellas a unos 20 metros de distancia, mientras que el conductor se derrapó con su vehículo en la carpeta asfáltica, sufriendo lesiones que ameritaron la intervención de los paramédicos de una clínica particular.
Los testigos pensaron en un principio que el motociclista estaba inconsciente, al permanecer tendido en el pavimento; sin embargo, el hombre estaba ebrio, lo que le dificultó levantarse por sus propios medios.
Al llegar los paramédicos lo colocaron en una camilla y lo trasladaron en una ambulancia hasta el hospital, mientras que la motocicleta fue trasladada al corralón municipal para las diligencias pertinentes.

candelariabanner