Militares detonan granada

Con base en protocolos establecidos

Francisco HERNANDEZ

COZUMEL, 4 de agosto.- Este sábado por la mañana fue levantada la granada de fragmentación que fue arrojada a la puerta del puesto de mando de la Policía Estatal, la cual posteriormente fue detonada en las instalaciones de la Guarnición Militar a través de su incineración, siguiendo los protocolos de seguridad pertinentes.

De acuerdo a la información recabada, la granada de fragmentación fue arrojada por dos sujetos que viajaban en una motocicleta, entre las 21:40 y 22:00 horas del viernes, situación que fue notada por los policías estatales, ya que el artefacto explosivo fue arrojado en la puerta de su base de operaciones.

Ante la presencia de la granada, los policías estatales reaccionaron de manera inmediata y evacuaron a las personas cercanas al sitio, entre estos a los alumnos de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (Unid), sitiando el área como medida de seguridad, para que autoridades policiacas y militares trabajaran en la zona.

Las personas que arrojaron la granada no pudieron ser identificadas como tampoco la motocicleta en la que viajaba, al pasar por una zona con deficiente alumbrado público, cuyo artefacto finalmente fue levantado por un militar protegido con un equipo antibombas.

El artefacto se levantó cerca de las 11:50 horas del sábado, en la avenida 45 entre la calle Primera y avenida Benito Juárez de la colonia Adolfo López Mateos, justo en la puerta del puesto de mando de la Policía Estatal, para después ser trasladada en la patrulla 12150 hasta las instalaciones de la Guarnición Militar, donde se detonó a través de su incineración en una zona segura.

Cabe resaltar que la granada de fragmentación tiene un efecto a 50 metros a la redonda, sin embargo, en su detonación no causó un gran efecto, ya que estalló levemente como si se tratara de pirotecnia, de acuerdo a información recabada de fuentes militares.

candelariabanner