Paquita y Ana Bárbara lloran en el Auditorio

 Hicieron vibrar a 10 mil personas

 

CIUDAD DE MEXICO, 12 de mayo.- Paquita la del Barrio y Ana Bárbara agradecieron con lágrimas el apoyo del público, después de ofrecer una noche espectacular, a miles de personas que cantaron y bailaron con gran emoción cada

una de sus canciones en el Auditorio Nacional.
Con una audiencia que en su mayoría estaba compuesta de mujeres, la cantante Ana Bárbara salió al escenario a las 20:30 de la noche, con un vestido de charro que impactó a los presentes, iniciando con su tema “Te metiste”, lo que hizo que el público se emocionara.
Entre ovaciones y gritos de fanáticos que decían, “Yo quiero ser tu bandido”, “Te amo”, entre otros, la cantante continuó interpretando con mariachi temas como “La trampa”, “Solos” y “Por qué me haces llorar”.
“Que hermoso es estar aquí, brindo esta noche, porque es por ustedes que estamos aquí, arriba las damas, lo que yo digo cantando, es lo que mi corazón lo ha dicho llorando”, dijo la potosina al saludar al público; antes de iniciar “Sufriendo a solas”, en donde tuvo que detener por segundos su interpretación ya que no aguantó la nostalgia y comenzó a llorar, “¿me podrían esperar un poco?”, indicó la cantante a sus músicos.
Con un gran apoyo del público terminó de cantar la canción y puso a bailar a gran parte de la audiencia con “No es brujería”, en donde se cambió de vestuario y salió como en su video nuevo de “Que poca”, luciendo una figura espectacular, que hizo suspirar a todos los hombres presentes en el recinto, mientras que los bailarines que la acompañaban hacían gritar a las mujeres de emoción.
Ana Bárbara en todo momento interactuó con su público, en momentos se acercaba a las orillas del escenario y dejaba que sus fanáticos la saludaran o intentaran tomarse una selfie con ella, “¿cómo están, se la están pasando bien?”, fueron algunas de las palabras que dijo la cantante.
La noche continuó con sus grandes éxitos, pero fue con “Lo busqué”, que todo el Auditorio se iluminó con las luces de los celulares y tal entrega del público hizo que la intérprete rompiera en llanto, así que el público cantó eufóricamente la canción en manera de apoyo, continuando con “Bandido” y cerrando a dueto con Paquita con “El consejo”.
Ante una audiencia de pie y eufórica, que gritaba “Paquita, Paquita”, la cantante se quedó en el escenario y continuó el espectáculo con “Viejo rabo verde” y “Me saludas a la tuya”, al término saludó al público y dijo, “me da mucho gusto saludarles, espero que la pasen muy bien”.
Paquita lucía un vestido blanco brilloso y en cada una de sus canciones interactuaba con el público, que estaba vuelto loco por ver a la intérprete de “Rata de dos patas”, así que las casi 10 mil gargantas que se encontraban en el recinto, cantaban sus canciones y la ovacionaban en cada momento.
A sus 72 años de edad, Paquita sigue demostrando la gran voz que siempre la ha caracterizado en cada uno de sus temas y así cantó, “Las rodilleras”, “Ella”, “mi vecinita”, “Cheque en blanco”, “Chiquito”, “Las mujeres mandan”, entre otras.
“Muchas gracias”, decía Paquita, así como su frase “Me estas oyendo inútil”, que en varias canciones la mencionaba y con una gran entrega por parte del público, siguieron temas como “Tres veces te engañe”, “Acá entre nos”, “Taco placero” y “Por tu maldito amor”.
“Perdonen si me equivoco, es que apenas me la estoy aprendiendo”, dijo la intérprete al presentar un nuevo tema llamado “Las orejas de la vaca”, para así despedirse con “Rata de dos patas” y “Gracias”, en donde sin contener el llanto agradeció a todo su público por el apoyo y todos los aplausos que le han brindado desde 1947 y con una imagen de todos los presentes de pie, que entre aplausos le gritaban mensajes de cariño, Paquita la del Barrio salió del escenario.
El público fiel a Paquita, aunque hubieran querido que siguiera cantando, quedó satisfecho y muy contento, así que decidieron retirarse del lugar, mientras que otra parte decidió permanecer y esperar la presentación de Marisela.
La dama de hierro salió al escenario luciendo un traje plateado e interpretó gran parte de lo que fueron sus éxitos de los ochentas y noventas, como “Mi problema”, “Enamorada y herida”, “Sin él”, “Completamente tuya”, “Sola con mi soledad” y varios más, deleitando a su público.
“Es un gran recuerdo para mí cantarles la primer canción que Marco Antonio Solís escribió para mí”, dijo la cantante antes de interpretar el tema, “Gracias por hacerme tan feliz”, viviendo así un momento muy emotivo que fue elogiado por el público, “gracias, donde están mis damas de hierro, yo soy la dama de hierro”, fueron algunas frases que la cantante dijo.
Aunque el público ya permanecía sentado y había disminuido la euforia, disfrutaban de la noche y ayudaban a la intérprete a cantar sus temas, que en su mayoría sabían, para así terminar la noche con un espectáculo lleno de recuerdos, nostalgia, emoción y lágrimas.

candelariabanner(2) pixel