Fundamentales.

 


Así resultarán las alianzas que la administración del Gobernador Carlos Joaquín González está realizando con los organismos internacionales especializados en el tema de los fenómenos hidrometeorológicos, a fin de establecer medidas de prevención enteramente efectivas

durante la próxima temporada de huracanes en Quintana Roo.
Y es que fue el titular de la Secretaría de Gobierno (Segob), Francisco Xavier López Mena, quien al encabezar junto con la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Elena Jiménez Cisneros, y el director del Centro Nacional de Huracanes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOOA), Kenneth Graham, el inicio de actividades relacionadas con la visita al Estado de los aviones cazahuracanes de la Reserva de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, manifestó que la estrecha coordinación entre las autoridades federales, estatales y municipales permitirá generar mayores oportunidades para salvaguardar la integridad física y patrimonial de los quintanarroenses y de los millones de turistas que nos visitan, de llegarse a presentar una emergencia por huracán.
En este sentido, no se puede perder de vista que los aviones WC-130 y P-3 Orión, los cuales ya se encuentran en la Isla de Cozumel, son tripulados por personal altamente especializado cuya principal función es anticipar las posibles trayectorias de los ciclones tropicales, otorgando mayor certeza en la elaboración de los boletines meteorológicos, así como en la emisión de las alertas tempranas del Sistema Nacional de Protección Civil, esto sin contar con que la información que generan resulta vital para el diseño de las acciones a seguir antes, durante y después de su posible impacto en el litoral costero. Al respecto, López Mena insistió en que con el avance de la ciencia, la colaboración entre las naciones y la firme decisión de privilegiar la vida humana por encima de cualquier interés material, hoy existen importantes aliados para la predicción y prevención de cualquier fenómeno hidrometeorológico.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar que ante las previsiones que se están tomando desde ahora para garantizar la tranquilidad de la población, la próxima temporada de huracanes en la entidad, la cual deberá iniciar el uno de junio, transcurra sin mayores contratiempos.
¿No lo cree así, amable lector?

candelariabanner(2) pixel