Crecimiento.

 


El que observó Mahahual durante la pasada temporada de fin de año, la cual comprendió del 20 de diciembre de 2018 al 6 de enero de 2019, es el que ayer puso de manifiesto el Gobernador Carlos Joaquín González al subrayar que

junto con Cancún, Playa del Carmen, Cozumel, Tulum y la Riviera Maya, dicho destino está jugando un papel fundamental para mantener intacto el indiscutible liderazgo turístico del Caribe mexicano.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo, con base en las cifras de la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), señaló que durante las pasadas vacaciones decembrinas, la Grand Costa Maya reportó 9 mil 960 cuartos-noche ocupados y 9 mil 056 visitantes, lo que representa un crecimiento de 6.2% en la afluencia turistíca, con respecto a la misma temporada de 2017.
En este sentido, y tras reiterar que los atractivos naturales con que cuenta Quintana Roo como sus playas, cenotes y selvas, además de su riqueza arqueológica y gastronómica, hacen imperante continuar trabajando ya no sólo en la promoción, sino para que sigan llegando inversiones que consoliden a la entidad como una potencia turística regional, el mandatario reiteró que su administración no bajará la guardia para hacer que la economía se fortalezca como una de las cinco más importantes del país y, en consecuencia, se generen más empleos mejor pagados para las personas.
Al respecto, no se puede perder de vista que, de acuerdo con el portal de viajes Expedia, uno de los de mayor renombre a nivel mundial, Mahahual es hoy por hoy es uno de los destinos que mantiene una creciente preferencia entre los turistas, dado que cuenta con 45 kilómetros de playas rodeadas de zonas arqueológicas y comunidades mayas, siendo que, en materia de cruceros, pasó de 280 arribos en 2017, con un total de 6 millones 507 mil 550 pasajeros, a 331 en 2018, con 6 millones 975 mil 172.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar el firme compromiso del Gobernador de continuar diversificando la oferta turística de la entidad, a fin de ofrecer productos variados y así las familias que forman parte de la llamada “industria sin chimeneas”, ya no tengan que depender únicamente de las temporadas vacacionales.
¿No lo cree así, amable lector?

candelariabanner(2) pixel