Liderazgo.


El de Quintana Roo en materia de cruceros es el que confirmó, una vez más, la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), al revelar que de enero a

noviembre de 2018 recibió a más del 70.3 por ciento del total de los turistas que llegaron por esta vía a territorio mexicano.
Y es que tal y como dimos cuenta con oportunidad, la citada instancia refirió que al puerto de San Miguel de Cozumel, el cual, incluso, fue reconocido por la revista Forbes como uno de los principales en el mundo, llegaron tres millones 837 mil 420 pasajeros a bordo de mil 154 barcos, mientras que en el de Costa Maya en Mahahual se recibieron 331 con un millón 072 mil 598, lo que significa que 4.9 de un total de seis millones 975 mil 172 pasajeros que llegaron a México a bordo de trasatlánticos durante el año pasado, lo hicieron a través de estos dos destinos quintanarroenses.
En este sentido, no se puede perder de vista que, de manera general, el país registró un crecimiento de 7.2% en el número de cruceristas y 4 por ciento en llegadas a puertos nacionales, lo cual aportó una derrama económica de 480 millones de dólares, según estimaciones del Banco de México (Banxico), destacándose Quintana Roo como el principal generador de divisas en este segmento turístico.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que estas halagadoras cifras son producto de las acciones que impulsa el Gobernador Carlos Joaquín González desde el inicio de su administración para intensificar la promoción turística tanto a nivel nacional como internacional y así diversificar constantemente el motor del desarrollo de la entidad, de tal manera que las miles de familias que hoy dependen de la llamada “industria sin chimeneas” no centren sus esperanzas únicamente en las temporadas vacacionales.
Con base en lo anterior, y dada la importancia que representa para la economía estatal, justo es reconocer los esfuerzos coordinados que encabeza el jefe del Ejecutivo para que sigan llegando inversiones que generen empleos mejor pagados y así el turismo contribuya a disminuir la desigualdad, aportando beneficios para todos los quintanarronses por igual.
¿No lo cree así, amable lector?

candelariabanner(2) pixel