Capacitación.


Es la que, al día de hoy, está jugando un papel preponderante en el posicionamiento de los diversos destinos del Caribe mexicano, al elevar sustancialmente la calidad de los servicios que se prestan a los millones de turistas que año con

año los visitan, propiciando que éstos no sólo se vayan a casa con un buen sabor de boca, sino también con muchas ganas de regresar.
Y es que tal y como dimos cuenta con oportunidad, fue el Gobernador Carlos Joaquín González quien destacó que durante el año pasado, la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), a cargo de Marisol Vanegas Pérez, ofreció 190 cursos de capacitación a más de cinco mil trabajadores del ramo turístico en materia de preparación de habitaciones y alojamiento temporal, alimentos y bebidas, comunicación asertiva, calidad en el servicio, inglés para taxistas, francés para personal de contacto, inglés comercial y manejo de conflictos.
En este sentido, y tras dejar en claro que la riqueza cultural de Quintana Roo y la calidad de los servicios que aquí se brindan permiten registrar índices de satisfacción turística del 95% y una tasa de retorno del 52%, el jefe del Ejecutivo refrendó el firme compromiso de su administración de continuar avanzando en la profesionalización de la mano de obra de la llamada “industria sin chimeneas”, a fin de que cada vez sean más las personas que accedan a empleos mejor pagados que les permitan elevar sustancialmente sus ingresos y, en consecuencia, el nivel de vida de sus familias.
Al respecto, el mandatario, al tiempo que señaló que los trabajadores que fueron capacitados durante el año pasado corresponden a los municipios de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Lázaro Cárdenas, Othón P. Blanco, José María Morelos, Tulum, Puerto Morelos, Benito Juárez, Cozumel, Isla Mujeres y Solidaridad, precisó que son acciones como estas las que propiciaron que, tan sólo en la temporada de fin de año, las estimaciones oscilaron en el arribo de más de un millón 124 mil turistas, con un promedio de un millón 532 mil 159 habitaciones-noche ocupadas.
Con base en lo anterior, y ante estos resultados, justo es reconocer la acertada decisión del Gobernador de reorientar las políticas públicas para atraer inversiones que no sólo consoliden al Estado como una potencia turística, sino que mantengan a su economía como una de las cinco más importantes del país.
¿No lo cree así, amable lector?

candelariabanner(2) pixel