Determinante

 

Así fue la labor que las fiscales del Ministerio Público adscritas a la Fiscalía Especializada de Atención a Delitos Contra la Mujer y por Razones de Género desplegaron en las últimas horas, la cual permitió que, al tiempo que un sujeto de nombre Víctor Manuel Be Dzib fuera condenado a 50 años de prisión por el delito de violación, otro de nombre Jorge “N” recibiera una sentencia de 37 años y seis meses por el mismo ilícito, ambos en agravio de dos menores de edad de identidad reservada.

Y es que tal y como dimos cuenta con oportunidad, en el primero de los casos, relacionado con la carpeta de juicio oral 1/2018, las antes citadas lograron acreditar fehacientemente todos los datos de prueba que implicaban a Be Dzib en estos aberrantes hechos ocurridos en el municipio de Isla Mujeres entre el 21 de octubre del 2017 y el 4 de febrero del 2018, lo que dio como resultado que el juez de Control luego de valorarlos en la audiencia de individualización de sanciones correspondiente, además de dictarle dicha pena corporal, inédita en el sistema de justicia penal de la entidad, lo condenara al pago de una multa equivalente a tres mil días de salario mínimo vigente como reparación del daño.

En este sentido, no se puede perder de vista que en una diligencia similar, la cual se efectuó en la capital del Estado, relativa a la carpeta de juicio oral 15/2018, un juez de Control, además de la pena corporal que impuso a Jorge “N” tras haber sido hallado culpable del delito de violación en agravio de un menor de edad, fijó el pago de 157 mil 818 pesos con 65 centavos pesos por concepto de multa y ordenó que el ahora sentenciado sea incorporado a un plan de reeducación, con el fin de evitar que al salir de la cárcel vuelva a cometer el mismo delito.

Al respecto, trascendió que la cuantificación del pago de la reparación del daño moral y material será de forma genérica y se dará a conocer hasta la ejecución de la pena el próximo 29 de los corrientes cuando se realice la lectura y explicación detallada de la sentencia.

Con base en lo anterior, no queda más que esperar que el compromiso que han demostrado quienes hoy tienen en sus manos la tarea de hacer justicia continúe dando buenos resultados, a fin de poner tras las rejas a todo aquel que atente contra los sectores más vulnerables de la sociedad quintanarroense.

¿No lo cree así, amable lector?

 

candelariabanner