Tigres Femenil sí pudo

Logró vencer nuevamente al Monterrey en la Final Regia para coronarse en el Clausura 2019

 

 

MONTERREY, 13 de mayo.- El varonil no pudo repetirle la dosis a Rayados, pero Tigres Femenil sí logró vencer nuevamente al Monterrey en la Final Regia para coronarse en

el Clausura 2019; segundo título en la historia que convierte a las felinas en el equipo ‘más grande’ de la Liga.

Al igual que hace un año, el escenario del partido era el BBVA al cual llegaron ambas escuadras con el empate de Ida, en esta ocasión 1-1; fue así que quien sacara el triunfo en el Gigante de Acero sería el conjunto campeón y fue Tigres, quien de nuevo se coronó “en la cancha y con la gente” de la Pandilla al ganar 2-1, global 3-2.

Si bien, las de la UANL fueron superiores a sus adversarias, pero tras ir arriba por dos goles, perdonaron en varias ocasiones y esto le dio vida a Rayadas, que con un tanto en la segunda parte, pusieron a sufrir a las auriazules, quienes finalmente se alzaron con el trofeo.

La Pandilla inició fuerte en el ataque, Dinora Garza al 3’ de acción casi abre el marcador, pero Selene Cortés salvó de milagro con el pie. Fue entonces que Tigres tomó la iniciativa, con una Lizbeth Ovalle que anduvo en su noche y al 8’ hizo par de recortes por la banda izquierda, centró al área chica donde Blanca Solís de cabeza marcó el 1-0.

De nuevo Ovalle apareció al 25’, tras un centro de Karen Luna, la jugadora auriazul dentro del área bajó el balón con el pecho y con el esférico en el aire, prendió su disparo de derecha directo al costado izquierdo de la arquera, quien solo se quedó mirando pidiendo fuera de lugar inexistente.

A partir del 2-0, Tigres perdonó y la guardameta Claudia Lozoya salvó en varias ocasiones; mientras que la Pandilla intentó reaccionar en el final de la primera parte, pero la contundencia no las acompañó.

En el segundo tiempo, Belén Cruz quiso sorprender bombeando el balón desde fuera del área cargada a la banda derecha, el esférico iba cantado a gol cuando milagrosamente apareció la mano de la portera Rayada.

Monterrey seguía con vida y Alicia Cervantes tras un saque de meta largo a tres cuartos de cancha, condujo la pelota y en linderos prendió de zurda su disparo para el primer tanto albiazul; Tigres estaba en aprietos y el balón se negaba entrar para ellas, como al minuto 74 que el travesaño les impidió la diana de Liliana Mercado. Pese a esto, a las albiazules ya no les alcanzó.

 

 

candelariabanner(2) pixel