Por agredir a rivales con una navaja de afeitar

Castigan de por vida a turco

 

CIUDAD DE MEXICO, 7 de marzo.- La violencia no para en el futbol y se extiende como un virus que ensucia a este deporte. Una página más del lado 'oscuro' del balompié fue escrita con 'tinta de sangre' en el terreno de juego.

Mansur Calar, futbolista del club Amedspor, de la tercera división de Turquía, protagonizó un detestable acto de impotencia y agresión física contra jugadores del bando rival.

Luego del empate 1-1 contra el Sakaryaspor, el jugador perdió la cabeza, y al momento de 'despedirse' de los adversarios los agredió con una navaja.

Tras este terrible acontecimiento, el jugador fue vetado de todos los juegos de competencias por cuatro años y recibió una multa económica por 4 mil 600 dólares.

Toda suspensión mayor a tres en Turquía constituye un castigo de por vida, lo que significa que Calar no podrá jugar en el país otra vez.

candelariabanner(2) pixel