Necaxa sorprende al América

Los Rayos derrotaron 3-1 a las Águilas en el partido pendiente de la Jornada 1 del Clausura

 

CIUDAD DE MEXICO, 5 de marzo.- Normalmente Agustín Marchesín es el héroe del América pero ahora le tocó ser el villano al cometer un error dentro de su área y dar pie a la derrota de las Águilas ante Necaxa por marcador de 3-1 y con eso salir

de la zona de Liguilla a una semana de afrontar los dos Clásicos contra Chivas.

El conjunto azulcrema pecó de soberbia, se puso al frente en el marcador muy temprano y con eso el equipo creyó que sería un partido fácil, y es que los Rayos empezaron el partido con muchas distracciones y producto de estas fue el cuadro del Piojo se puso adelante con gol de Henry Martín.

Al Necaxa le costó trabajo agarrar ritmo y mientras eso pasaba el América se durmió en sus laureles y no aprovechó que sobre el terreno de juego tenía a todo su arsenal ofensivo con Henry, Nicolás Castillo y Roger Martínez. El club de Coapa careció de ideas en el primer tiempo.

La parte complementaria tuvo más dinámica por parte de los dos equipos que se fueron con mayor claridad al frente y donde Hugo González se puso el traje de héroe para salvar su meta en más de tres ocasiones.

América extrañó al paraguayo, Bruno Valdez, quien estaba suspendido y una muestra de eso fue la manera en la que Necaxa empató los cartones con Cristian Calderón, quien le ganó la espalda a la zaga y ante la salida de Marchesín mandó guardar el esférico.

El empate despertó al América, que con el ingreso de Mateus Uribe y Jèrémy Ménez fue más peligroso, pero entonces apareció la figura de Hugo y cerró la cortina de su arco.

Todo parecía que el empate era un resultado justo, pues ambos intentaron ir al frente, pero el futbol le tenía guardada una jugarreta a Marchesín pues el argentino no supo controlar un balón y terminó perdiéndolo dentro del área y Brian Fernández, con el arco abierto, puso el segundo en la frente de los locales.

Ya en tiempo de compensación, cuando el juego agonizaba, Marchesín se fue a buscar el empate y en un contragolpe Cristian Calderón le puso el último sello al ataúd azulcrema.

Esta derrota para las Águilas llega cuando parecía que eran invencibles, que cuando tenían todo en contra aparecía una luz que las ponía de vuelta en el camino, tal y como ocurrió el fin de semana contra Morelia, pero ahora no les alcanzó.

candelariabanner(2) pixel