La más baja en una década

Audiencia televisiva del Súper Bowl

 

 

CIUDAD DE MEXICO, 4 de febrero.- El Super Bowl LIII atrajo la menor audiencia por televisión en más de una década, de acuerdo a cifras publicadas este lunes por la tarde por Nielsen Co.

La victoria de los New England Patriots, 13-3, sobre los Los Angeles Rams promedió alrededor de 98.2 millones de espectadores en CBS, la cifra más baja desde que el Súper Bowl XLII promedió 97.4 millones de espectadores tras la temporada del 2007. El índice de audiencia preliminar de 41.1 fue el más bajo desde el Súper Bowl XXXVII, que se jugó tras la campaña del 2003.

El juego de este año fue una batalla defensiva luego de una temporada récord para las ofensivas. Los Patriots ganaban 3-0 al medio tiempo y los Rams no anotaron hasta que quedaban 2:11 por jugar en el tercer cuarto. Los 16 puntos combinados de los equipos fueron la cifra total más baja en la historia del Súper Bowl.

El Súper Bowl LIII tuvo una audiencia total de 100.7 millones de espectadores, indicó CBS en un comunicado. Esa cifra incluye espectadores por televisión en CBS así como ESPN Deportes, junto con servicios digitales y transmisión en línea en CBS Interactive, plataformas de la NFL y Verizon. ESPN Deportes promedió 473 mil espectadores, de acuerdo a Nielsen.

La audiencia fue particularmente baja en New Orleans, donde sólo el 26.1 por ciento del mercado sintonizó el partido, de acuerdo a las cifras de Nielsen, hasta ahora el número más bajo desde que New Orleans se convirtió en un mercado al que se le califica su audiencia en 1998.

Por lo general, New Orleans se ubica entre los mercados con mayor audiencia del país en cuanto al porcentaje de habitantes que ven el Súper Bowl o partidos de la NFL en general. En comparación, el Súper Bowl LII tuvo una audiencia de 53.0 en New Orleans. El índice de audiencia más bajo en New Orleans es la historia reciente fue de 48.4 hace dos años, cuando sus rivales divisionales Atlanta Falcons llegaron al partido.

Sin embargo, este año New Orleans se deleitó boicoteando el Súper Bowl en la ciudad para protestar contra el error de los oficiales que ayudó a que los Saints quedaran eliminados. Miles de aficionados asistieron a eventos anti Súper Bowl por toda la ciudad, desde el concierto "Boycott Bowl" y el desfile "Blackout and Gold" en French Quarter hasta la fiesta del "anti-LIE Bowl".

candelariabanner(2) pixel