Al alcance de sus puños

Magdaleno buscará destronar al invicto Teofimo “Brooklyn” López

 

FRISCO, EU, 1 de febrero.- El guerrero estadounidense, integrante del “establo” de las promotoras “Cancun Boxing” de Pepe Gómez y “Boxing Time Promotions” de Guillermo Rocha, Diego “2 Fuegos” Magdaleno (31-2-0, 13 KO’s) intentará arrebatarle

los títulos en disputa al invicto Teofimo Andrés “Brooklyn” López (11-0-0, 9 KO’s), en batalla de peso Ligero programada a 10 episodios, en “The Ford Center at The Star”, en Frisco, Texas.

Magdaleno enfrentará a López por los cinturones de campeón de peso Ligero de la Asociación Norteamericana de Boxeo (NABA), de la Asociación de Boxeo de Estados Unidos (USBA) y de la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF) que posee el púgil de ascendencia hondureña.

Durante la ceremonia de pesaje realizada la tarde de ayer den el mismo recinto, donde hoy se disputarán las contiendas, Magdaleno registró 134.7 libras (61 kilogramos) por 134.8 (61.100 kilogramos) de triple monarca.

El “2 Fuegos” reiteró que la experiencia que posee al enfrentar a rivales de enorme jerarquía resultará fundamental para vencer a López, quien pese a que marcha invicto en 11 peleas, no ha tenido enfrente rivales de trascendencia, así que sus números pueden ser engañosos.

Además, el mexicano Óscar Valdez regresará a la actividad, luego de 11 meses cuando realice la quinta defensa del título de peso Pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante el italiano Carmine Tommasone.

Recuperado de una fractura de mandíbula, tras su última pelea y ahora con Eddy Reynoso como entrenador, Valdez (24-0-0, 19 KO’s) expondrá su título en la función "Super Sábado".

Una lesión en la cuarta defensa de su cetro ante Scott Quigg, alejó de la actividad por algunos meses al sonorense, quien se declaró al 100% recuperado y listo para retomar la actividad ante el invicto italiano (19-0-0, 5 KO’s), quien tendrá su primera oportunidad titular.

Valdez, de quien se espera mejoría sobre todo en el aspecto defensivo ahora con Reynoso, aseguró que no caerá en exceso de confianza ante el italiano, listo para retomar su carrera y mantenerse como campeón mundial.

Ambos pugilistas cumplieron en la báscula y se declararon listos para la pelea, el campeón mexicano con peso de 125.8 libras (57 kilogramos), mientras que el europeo marcó 125.4 libras (56.900 kilos).

candelariabanner(2) pixel